El gobierno de Trump sumó a su lista negra al Banco Nacional de Desarrollo de Venezuela (Bandes) y a sus subsidiarias en represalia por el arresto de Roberto Marrero, secretario de despacho del presidente encargado Juan Guaidó



La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro sancionó al Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela y a otras cuatro instituciones financieras adicionales que Bandes posee o controla.

"La disposición del círculo íntimo de Maduro para explotar las instituciones de Venezuela no tiene límites. Los expertos del régimen han transformado a Bandes y sus subsidiarias en vehículos para trasladar fondos al exterior en un intento de apuntalar a Maduro", denunció el Departamento del tesoro en un comunicado.

"Maduro y sus facilitadores han distorsionado el propósito original del banco, que fue fundado para ayudar al bienestar económico y social del pueblo venezolano, como parte de un intento desesperado de mantener el poder", dijo el Secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin. "El uso continuado del régimen de secuestros, torturas y asesinatos de ciudadanos venezolanos no será tolerado por los Estados Unidos ni por la coalición internacional que está unida detrás del Presidente Guaido. Roberto Marrero y otros presos políticos deben ser liberados de inmediato ", exige el funcionario en el documento.

Además de Bandes Venezuela, el tesoro sancionó a sus subsidiarias en Uruguay, Banco Bandes Uruguay S.A; al Banco Bicentenario del Pueblo, de la Clase Obrera, Mujer y Comunias y al Banco Universal C.A., basados en Venezuela; y al Banco Prodem S.A., en Bolivia.

Como resultado de la acción de hoy, "todos los bienes e intereses en la propiedad de estas entidades, y de cualquier entidad que sea propiedad, directa o indirectamente, del 50 por ciento o más de esta entidad, que se encuentren en los Estados Unidos o en posesión o control de Las personas estadounidenses están bloqueadas y deben ser reportadas a la OFAC", advierte el Tesoro.

El Gobierno de Nicolás Maduro aumentó la presión contra la oposición de Venezuela con el arresto ilegal de Roberto Marrero, principal colaborador del jefe del Parlamento, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por más de cincuenta países.

Ayer, Elliott Abrams prometió que el gobierno de Trump sancionará individualmente a la jueza, los fiscales y a los efectivos del Sebin, el servicio de inteligencia chavista, que allanaron y arrestaron esta madrugada a Roberto Marrero, jefe del despacho de Juan Guaidó. "Sabemos quiénes son cada uno de ellos", advirtió.

fuente infobae

Este jueves, tras la detención del dirigente opositor Roberto Marrero, Juan Guaidó anunció que "es momento de avanzar en la Operación Libertad" y adelantó que en las próximas horas hará "anuncios estratégicos".


 

 

 

Este jueves, tras la detención del dirigente opositor Roberto MarreroJuan Guaidó anunció que "es momento de avanzar en la Operación Libertad" y adelantó que en las próximas horas hará "anuncios estratégicos".

 
PUBLICIDAD
 

En los últimos días, tanto el presidente interino como funcionarios opositores utilizaron en sus diferentes mensajes divulgados en Twitter el hashtag Operación Libertad.

¿En qué consiste esta Operación Libertad que promueve Guaidó para rescatar a Venezuela de la dictadura de Nicolás Maduro?

Días atrás, el presidente interino divulgó en las redes sociales un folleto que da detalles de este movimiento.

 

Guaidó señaló que la oposición debe "pasar a un nivel de organización, presión y movilización nunca antes visto" en el país. Para ello, enumeró tres pasos por seguir: conformar comités de ayuda y libertad en cada calle de Venezuela; constituir comités laborales y sectoriales en el sector público y privado; e iniciar dentro de las fuerzas de seguridad y la Fuerza Armada Nacional la preparación de las fuerzas constitucionales para la Operación Libertad.

En su mensaje del 16 de marzo, el líder opositor apuntó que "mientras el pueblo, los trabajadores y los sectores sociales se van organizando para las diversas acciones de calle, las fuerzas públicas y las FANB tendrán la decisión de organizarse para proteger al pueblo de Venezuela".

"El dictador y su régimen usurpador son quienes se esconden en la oscuridad. Nosotros contamos con el pueblo movilizado, el respaldo de más de sesenta países y con nuestra Constitución", indicó este jueves el presidente interino. Y agregó: "Atentos a los próximos anuncios estratégicos sobre la aceleración de la Operación Libertad".

El líder opositor aseguró que "triplicarán" la presión en las calles, y pidió a la población mantenerse "unida y movilizada" para "liberar a Roberto (Marrero), a todos los presos políticos y a Venezuela".

Juan Guaidó entregó este jueves ayuda humanitaria
Juan Guaidó entregó este jueves ayuda humanitaria

No obstante, hasta el momento no brindó más precisiones ni detalles sobre cómo seguirá adelante la oposición con la Operación Libertad, cuyo hashtag es usualmente utilizado por los dirigentes de la oposición y sus seguidores en cada mensaje que comparten sobre la situación del país.

Este jueves por la tarde Guaidó manifestó que hace responsable a Maduro "de lo que pueda sucederle a Marrero" y sostuvo que mientras el régimen se encarga de perseguir, apresar y torturar al pueblo venezolano, la oposición mantiene su lucha en las calles entregando ayuda humanitaria. El presidente interino compartió en su cuenta de Twitter imágenes del momento en que hace entrega de medicamentos.

fuente infobae

Foro para la Democracia (FvD), un partido de la ultraderecha holandesa relativamente nuevo, ha arrasado en las elecciones provinciales de Holanda, convirtiéndose en el partido más grande del Senado.


Ha desplazado a los liberales (VVD) del primer ministro Mark Rutte, que pierden la mayoría en la Cámara Alta que permitía al Gobierno aprobar las leyes propuestas por la coalición. Con el 99% de los votos escrutados, los populistas entran de lleno en la política provincial y nacional.

"El país nos necesita. Hoy hemos elegido volver a pelear", celebró el populista Thierry Baudet, líder de FvD, tras conocer su victoria. El populista fue el único político que no canceló su campaña electoral tras el tiroteo de Utrecht el pasado lunes, y eso le ha costado críticas del Gobierno pero no votos de sus seguidores. Aprovechó el ataque para reiterar su posición antimigratoria en uno de los barrios más multiculturales de La Haya. Baudet, que pone en duda la existencia de un cambio climático, es conocido por sus declaraciones sexistas, antifeministas y eurófobas.

Baudet considera que las mujeres destacan menos que los hombres en el ámbito laboral porque tienen menos ambiciones, y a nivel sexual, cree que cuando una mujer dice "no", realmente lo que quiere decir es "sí". El cambio climático le parece "una tontería" y preferiría un adelante electoral para hacerse cargo de la jefatura del Gobierno. Una encuesta de Ipsos muestra el perfil de sus votantes: pocos jóvenes, la mayoría tiene más de 34 años, hay un gran grupo que supera los 65. Dos tercios hombres, un tercio de mujeres, generalmente con un nivel medio-alto de educación.

En cuanto a los motivos, sus votantes reconocen que quieren castigar al Gobierno por las medidas que ha estado aplicando en los últimos meses. Consideran que las medidas anunciadas por Mark Rutte para frenar el calentamiento global son "un gasto innecesario" para las arcas del Estado y creen que el Ejecutivo "permite" el aumento de la inmigración, cuando lo que debería hacer es "frenarla y promover la multiculturalidad" de los no holandeses. Tampoco están de acuerdo con el europeísmo del Gabinete holandés, están de acuerdo en que la Unión Europea deteriora la soberanía nacional.

Estas elecciones han sido presentadas como un plebiscito para las políticas de Rutte que, teniendo en cuenta los resultados electorales, está perdiendo apoyos entre los holandeses. Pero también se observaban como un termómetro de las europeas de próximo mayo, primera prueba de fuego para la ultraderecha en la Unión Europea. Los analistas creen que este es el comienzo del fin de la carrera política del liberal en Holanda. No tanto en Bruselas, donde ha cultivado una gran popularidad que le abre las puertas a ocupar un cargo relevante en la Unión Europea.

Los partidos que conforman la coalición del Gobierno -los liberales del VVD, los demócratas 66, Llamada Democristiana (CDA) y Unión Cristiana- han perdido apoyos en las elecciones este miércoles. Estos comicios, en los que se eligen los miembros de los consejos de provincias, determinan también la composición del futuro Senado, que se forma en mayo, donde el actual Ejecutivo pierde una de por sí mayoría muy justa. El Gobierno de La Haya se tambalea, al pasar de 38 a sumar tan solo 30 senadores de una cámara de 75 miembros.

Con un 99% escrutado, los resultados muestran que el populista FvD entra por primera vez en el Senado y lo hace por la puerta grande, obtiene 13 escaños, uno más que el liberal VVD. El populista Geert Wildersm, del Partido de la Libertad (PVV), también ha sido un gran perdedor de estas elecciones y pasará de 9 a 5 escaños. Según las encuestas, el nuevo partido de ultraderecha se ha quedado también con parte de los votantes de Wilders.

El VVD, partido de Rutte (que gobierno desde 2010), cae de 13 a 12 escaños, D66 de 10 a 7, el CDA de 12 a 8 y Unión Cristiana sube de 3 a 4. Los socialdemócratas (PvdA) y los verdes GroenLinks obtendrían suficientes escaños en el Senado como para ayudar a la coalición a pasar algunos temas controvertidos y criticados por la ultraderecha, pero eso no salva al Ejecutivo de la inestabilidad, ni tampoco garantiza el respaldo de esos partidos, con los que fracasó en las negociaciones para formar el Ejecutivo en 2017.

El sistema electoral holandés es un tanto peculiar, y de ahí la importancia de unas elecciones provinciales como estas. El Senado será elegido en mayo por los 570 miembros de los 12 consejos provinciales que fueron elegidos este miércoles. Lo que se conoce como Holanda del Sur, que incluye La Haya y Rotterdam, se han convertido en una especie de bastión de la extrema derecha, con FvD como primer partido, al haber superado en votos a los liberales.

El Senado tiene la última palabra para aprobar las leyes propuestas por el Gobierno, que pasan primero por el Parlamento, donde el actual Ejecutivo sí controla 76 de los 150 escaños, pero eso solo es el paso previo a su aprobación. El Gobierno comienza una etapa de inestabilidad, que se veía venir en las encuestas, pero a la que Rutte ha quitado importancia, asegurando que no dimitirá si pierde estos comicios e intentará salvar su Gobierno. Esto lo decidirá el Senado.