Guaidó corona con Macron sus encuentros con los primeros líderes europeos

Internacionales
Lectura
Emmanuel Macron ha recibido este viernes, en el palacio del Elíseo, a Juan Guaidó -presidente interino de la república y presidente de la Asamblea de Venezuela- confirmando su reconocimiento y apoyo político
sin falla al dirigente antichavista. El presidente francés expresó, poco antes de ese encuentro, su esperanza en «la puesta en marcha de un proceso electoral» en Venezuela con el que, a su modo de ver, «debe culminar el coraje del pueblo venezolano que marcha por su libertad». El presidente de Francia y el presidente encargado de la república venezolana discutieron de la siempre crítica situación en Caracas, a puerta cerrada, para mejor tratar con deseada «discreción» las cuestiones más urgentes, prácticas y concretas del apoyo de Francia al proceso político en marcha, en diversos frentes. Según algunas fuentes, Guaidó habría mostrado ante el líder francés su interés respecto a un incremento de las presiones y posibles sanciones contra el régimen autoritario de Nicolás Maduro. Por su parte, Macron confirmó su solidaridad personal, y su disposición a defender la causa de un proceso electoral, apoyado por la Unión Europea, Naciones Unidas y buena parte de la comunidad internacional. El presidente francés reiteró a Guaidó su compromiso personal con la causa histórica de la restauración democrática, en Venezuela, apoyada por todas las democracias occidentales, de la más diversa sensibilidad, en abierta oposición a las presiones de Rusia y Turquía, siempre alineadas con el régimen iliberal de Nicolás Maduro. Más de cincuenta países reconocen a Guaidó como presidente legítimo de Venezuela, entre ellos los de la UE. Guaidó y Macron intercambiaron puntos de vista, sensibles, sobre el tipo de acciones y presiones que podría ejercer la comunidad internacional con el fin de hacer avanzar el anhelado proceso democrático, objetivo último de la UE y de las principales capitales europeas. En términos prácticos, el presidente francés desea «trabajar con discreción», con el fin de hacer más eficaces y prácticas las iniciativasde París que no deben entorpecer el trabajo del resto de los aliados de la UE. Antes de ser recibido en el Elíseo, Guaidó había sido recibido en el Quai d’Orsay por Jean-Yves Le Drian, ministro de Asuntos y Relaciones Internacionales, para intercambiar opiniones prácticas sobre las «necesidades y oportunidades» que se presentan al presidente interino de Venezuela. Antes de ser recibido por Macron, en el Elíseo, la gira europea del líder venezolano había tenido otras tres etapas significativas. Agenda intensa En Bruselas, se entrevistó con Josep Borrell, Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad. «La reunión es un mensaje en sí misma», comentaría un portavoz comunitario. La UE defiende un proceso electoral al que se oponen algunas familias políticas europeas, como los populistas italianos. El apoyo de la pareja Merkel-Macron debe evitar tensiones internas, ante la oposición populista italiana. En Londres, Juan Guaidó fue recibido oficialmente por Boris Johnson, aliado fiel de Donald Trump, quien apoyó sin tacha las promesas y las presiones de la diplomacia estadounidense en favor de un cambio de régimen en Venezuela. Incluso al margen de la UE, el Reino Unido del Brexit continúa siendo un aliado sensible en cuestiones de seguridad y equilibrios internacionales. En el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, Guaidó se entrevistó con la canciller de Alemania, Angela Merkel, con el primer ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis, con el primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, y con el canciller de Austria, Sebastian Kurz. Apoyos diplomáticos de fondo, que bien reflejan la diversidad de la solidaridad internacional con la que cuenta el presidente encargado de Venezuela. Sin ser una institución «ejecutiva», el Foro de Davos sigue siendo una suerte de una plataforma de palmaria visibilidad en la escena mundial. La mera presencia de Guaidó -o la impensable presencia de Nicolás Maduro- en Davos, no dejan de subrayar el apoyo no solo simbólico de la comunidad internacional al líder venezolano. Respaldo al pueblo Entre esa estela de reconocimientos, espaldarazos y apoyos internacionales, la recepción oficial de Guaidó, en el Elíseo, tuvo una importancia muy particular. El presidente francés ha defendido la causa venezolana muy personalmente, con un vigor verbal considerable, desde los primeros estallidos de la crisis. En su día, Macron reconoció oficialmente al actual presidente encargado de la República venezolana en estos términos: «Los venezolanos deben expresarse libre y democráticamente». Agregando: «Tras la elección ilegítima de Nicolás Maduro, el mes de mayo del 2018, Europa apoya la restauración de la democracia. Saludo el coraje de centenas de millares de venezolanos que marchan a la conquista de su libertad». Se trata de un lenguaje claro, emocional, quizá infrecuente en las relaciones internacionales. Un jefe de Estado europeo tomando posiciones personales tan claras y viscerales en defensa de las libertades básicas amenazadas por la violencia policial de un régimen calificado oficialmente de ilegal. Tras esa posición de principio, Macron y la diplomacia francesa trabajan, siempre, desde hace tiempo, en el mismo proyecto europeo: iniciar un periodo de transición, apoyado, a título bilateral y en el marco del Grupo de contacto creado en la UE. Tarea compleja, no exenta de tensiones, con temibles adversarios (la Rusia de Putin) e imprevisibles aliados (los EE. UU. de Donald Trump). Guaidó ha sido reconocido por las principales democracias europeas, América Latina, Canadá y los Estados Unidos.

FUENTE DIARIO ABC:

https://www.abc.es/internacional/abci-guaido-corona-macron-encuentros-primeros-lideres-europeos-202001242125_noticia.html

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS