Los ucranianos revalidan a Zelenski

Internacionales
Lectura

La voluntad popular es el principal motor de los cambios sociales y Ucrania es buena prueba de ello. En 2014 miles de ucranianos salieron a las calles para manifestarse en contra

del entonces gobierno prorruso. Masas de ciudadanos se congregaron en las principales plazas de todo el país y fue su incansable empeño lo que derrocó al gobierno de Viktor Yanukovich. Ucrania eligió entonces en las urnas a Petro Poroshenko, otro viejo conocido de la élite oligarca del país. Cinco años después, millones de ciudadanos volvieron a salir de sus hogares, pero esta vez a un colegio electoral, para revalidar a su actual presidente, el actor Vladimir Zelenski.

 

Los ucranianos han votado en contra de la corrupción, la guerra y la pobreza. Más difuso es saber a qué han confiado su voto. El programa electoral de Zelenski es ambiguo. Su campaña electoral, llevada a cabo en su mayoría vía redes sociales, está llena de generalidades y espacios comunes. Aseguró que está preparado para “revivir” el proceso de paz en el Donbass, después de cuatro años de guerra entre el Ejército de Kiev y los separatistas prorrusos de la región oriental. Sin embargo, no ha concretado la manera de hacerlo.

Su partido, asegura, sacará adelante una reforma para poner fin a la inmunidad parlamentaria. Además, apostará por la desregulación, la privatización, una amnistía fiscal y el fortalecimiento de las instituciones para luchar contra la corrupción. Un programa sin duda ambicioso, pero sin una estrategia clara.

Alrededor de 34 millones de ucranianos estaban llamados ayer a las urnas. Según los últimos sondeos, un 55,5% de ellos acudieron a los 30.000 colegios electorales habilitados en todo el país (excepto en los territorios ocupados de Crimea, Sebastopol, Donetsk y Lugansk). Hasta 6.000 candidatos buscaron ayer entrar en la Rada Suprema (el Parlamento ucraniano). Compuesta por 450 escaños repartidos entre 225 diputados que vienen de las listas de los partidos y 225 por distritos mayoritarios.

El partido de Zelenski, Servidor del Pueblo, arrasa en los comicios y logra el 43,9% de los votos. El partido necesita el 50% de los apoyos para gobernar en solitario y con mayoría absoluta. La Plataforma de Oposición. Por la Vida, que aglutina a la vieja guardia prorrusa, logró un apoyo del 11,5%. Solidaridad Europea, del ex presidente Poroshenko, obtuvo un 8,9% de los votos. Yulia Timoshenko consiguió un 7,6%. Golos (Voz), la nueva formación del cantante Svyatoslav Vakarchuk, y posible socio de gobierno de Zelenski, logró un 6,3% de los votos a la Rada, lo que confirma el cambio de rumbo del país.

El nuevo presidente manifestó su intención de empezar con las conversaciones para crear un gobierno de coalición lo antes posible. A Zelenski y Vakarchuk les une su condición de desconocidos políticos y únicamente su voluntad de crear un cambio.

Con Rusia y Occidente enfrentados, y mientras funcionarios europeos y estadounidenses acusan al Kremlin de entrometerse en sus elecciones o de llevar a cabo envenenamientos en su territorio, Ucrania -enclaustrada entre ambos bloques- juega un papel importante tanto para Moscú como para el eje Bruselas-Washington.

El nuevo parlamento debe reunirse en primera sesión el 10 de septiembre, aunque el presidente tiene la autoridad de adelantar la fecha. Numerosas caras nuevas que deben enfrentarse a viejos problemas. En la región del Donbass los enfrentamientos no cesan. El 19 de julio, militares prorrusos atacaron posiciones ucranianas, dos soldados murieron y tres resultaron heridos. El acuerdo de Minsk, firmado en 2015 y que asegura un cese al fuego constantemente incumplido, sigue siendo la única hoja de ruta existente para la paz en el este del país. Una guerra abierta que, según las estimaciones de Naciones Unidas, se ha cobrado la vida de 13.000 personas desde el inicio del conflicto.

La elección del nuevo parlamento es vista entre la sociedad como una segunda parte de lo que empezó con el Euromaidán. Mañana, Zelenski se bajará de la tarima de campaña y empezará a hacer política.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS