Los sondeos a pie de urna apuntan a una clara mayoría de Modi en la India

Internacionales
Lectura

En medio de medidas de seguridad sin precedentes, el Estado de Bengala Occidental, sacudido por violentos enfrentamientos políticos desde el martes, ha votado este domingo en la última fase de las

elecciones legislativas en la India. La jornada ponía fin a un maratón de seis semanas de duración, con 1,1 millones de centros electorales instalados, urnas transportadas hasta algunos lugares en elefante, canoa o helicóptero, y 900 millones de votantes dispuestos a elegir los 543 escaños de la Lok Sabha (Cámara baja), que reserva otros dos para la comunidad angloindia pero cuyos representantes son elegidos por el presidente del país.

Pese a los 40 días necesarios para que los censados ejercieran su derecho al sufragio, el escrutinio se realizará en un solo día, este jueves, a mediodía del cual se esperan las primeras estimaciones de resultados. Hasta entonces, las máquinas de votación estarán almacenadas en salas acorazadas con guardias y cámaras de vigilancia. Sin embargo, las encuestas a pie de urna difundidas en la tarde de este domingo por los principales medios indios apuntaban a una amplia mayoría del BJP (conservador nacionalista hindú) del primer ministro en funciones, Narendra Modi, con más votos incluso que en 2014, si bien los analistas advierten de que este tipo de sondeos no son fiables.

Rahul Gandhi, líder del principal partido de la oposición, el Congreso, ha reaccionado en su cuenta de Twitter denunciando la "capitulación" de la comisión electoral ante Modi. "La comisión electoral solía ser temida y respetada. Ya no", escribió el benjamín de la dinastía Nehru-Gandhi. "Las elecciones en India siempre han sido razonablemente limpias y transparentes, pero el control que Modi ejerce sobre las principales instituciones del país, comisión electoral incluida, es cada vez mayor", sostenía en una entrevista este viernes Jayathi Ghosh, de la Universidad Jawaharlal Nehru de Delhi, un bastión del pensamiento crítico.

Este domingo votaban también otras circunscripciones, como Benarés, la ciudad más santa para los hindúes y por la que se presentaba precisamente Modi, que para predicar con el ejemplo de dirigente piadoso se retiró el sábado a un santuario del Himalaya. Allí se le habilitó, con wifi y aseo, una cueva en la que se encerró a rezar durante 13 horas envuelto en una túnica de color azafrán, el del hinduismo más militante o hindutva. El Congreso calificó la puesta en escena de espectáculo publicitario.

Junto al BJP y el Congreso, los poderosos partidos y coaliciones regionales podrían tener la llave de la formación del futuro Gobierno si ninguna formación logra la mayoría absoluta (272 escaños). De hecho, en los episodios de violencia y vandalismo registrados esta semana en Bengala Occidental, cuya capital es Calculta, se han enfrentado en escenas de guerrilla callejera partidarios del BJP y del partido con más implantación local, el Trinamool Congress.

La jefa de Gobierno de Bengala Occidental, Mamata Banerjee, que fundadora y líder del Trinamool Congress, ha reaccionado también a la publicación de los sondeos a pie de urna asegurando "no confiar en los rumores". "El plan es manipular o remplazar miles de EVMs [máquinas de voto electrónicas] a través de los rumores. Llamo a todos los partidos de la oposición a estar unidos y ser fuertes. Daremos esta batalla juntos". El BJP ha sido particularmente activo en la propaganda electoral online, sobre todo en las redes sociales. En India, donde 600 millones de personas tienen acceso a Internet, el número de usuarios de Facebook rebasa los 300 y el de la red de mensajería rápida WhatsApp, los 200.

Consciente de que su principal arma electoral ha sido su enérgica respuesta a Pakistán tras el atentado perpetrado en febrero en la Cachemira india por un grupo terrorista de ese país, Modi no ha dejado de agitar el sentimiento nacional hasta el último día, en una campaña, además, formulada y ejecutada en clave presidencialista pese a que se trataba de unas elecciones generales. Seguro de revalidar su victoria, lo dijo claramente el viernes: “Las elecciones de 2019 son diferentes de todas las celebradas anteriormente. En esta ocasión, el pueblo de India está votando por su país y no por un partido”.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS