Macron estudia introducir el árabe en la escuela francesa

Internacionales
Lectura
Siguiendo las directrices de Emmanuel Macron, Jean-Michel Blanquer, ministro de Educación, ha relanzado un proyecto y debate de inmenso e inflamable calado: la enseñanza de la lengua árabe en las escuelas francesas.
Blanquer ha justificado el proyecto por estas razones: «El árabe es una gran lengua literaria y debe aprenderse por muchas razones, y no solo por los franceses de origen magrebí u otros países de lengua árabe. Hasta hoy, los franceses que han aprendido la lengua árabe lo hacen en malas condiciones, que favorecen el comunitarismo. Introduciendo la enseñanza del árabe en la escuela primaria podríamos avanzar y evitar otros problemas». «Nuestro proyecto, insiste el ministro de Educación, tiene una estrategia cualitativa: mejorar las condiciones prácticas del estudio de la lengua árabe». La mera evocación del problema precipitó una primera tormenta de reacciones negativas, muy críticas, a las que el ministro de Educación respondió en estos términos: «No he dicho que el árabe será obligatorio en las escuelas primarias. He dicho que la enseñanza del árabe en buenas condiciones escolares puede ser beneficiosa. Pero debemos diferenciar entre la lengua árabe y un cierto fundamentalismo religioso». Siguiendo las directrices del presidente Macron, Blanquer se ha limitado a anunciar la «posible» enseñanza del árabe en la enseñanza pública francesa, desde la educación primaria, a todos los niveles, hasta la universidad. Un equipo de expertos trabaja desde hace algún tiempo en las «modalidades», el «ritmo» y el «alcance» del proyecto, en estudio. Los expertos del ministerio de Educación trabajan en la ampliación de otros proyectos anteriores. Combatir el islamismo Valery Giscard d’Estaing (1974 - 1981) introdujo en la escuela francesa la enseñanza de la lengua y las culturas de origen de los inmigrantes. Se trataba, entonces, de favorecer el estudio del español, el italiano, el turco, entre otras lenguas. François Mitterrand (1981 - 1995) p rofundizó aquella primera iniciativa. Najat Vallaud-Belkazem, ministra de Educación de François Hollande (2012 - 2017), hija de inmigrantes magrebíes, introdujo la enseñanza del árabe en la escuela francesa, por vez primera, como lengua «optativa», en la enseñanza primaria y secundaria, en sustitución del inglés, el español o el alemán. Aquella primera iniciativa de una ministra de educación de origen magrebí tuvo poco éxito: solo una minoría mínima prefería estudiar árabe a estudiar inglés. Macron retoma las experiencias de Giscard y Hollande con el fin de «mejorarlas». Desde la óptica del ministerio de Educación, «es preferible» que los franceses de origen magrebí estudien el árabe clásico, en la escuela pública, que el árabe coránico en las 2.000 / 2.500 mezquitas y lugares de culto que existen en toda Francia. La existencia del «proyecto» ha sido recibida con un rosario de críticas, subrayando, en su inmensa mayoría, que tal proyecto sería una amenaza de fondo, introduciendo un factor de «desintegración» nacional. Luc Ferry, ensayista, filósofo, exministro de la cultura de Jacques Chirac, ha comento el proyecto en estos términos: «¿Se trata de combatir el islamismo o hacerlo entrar en nuestra Educación nacional?». Barbara Lefebvre, ensayista, estima que se trata de un proyecto «amenazante», por estas razones: «Las experiencias de la presidencia Giscard y las presidencias de Mitterrand, Chirac, Sarkozy y Hollande confirman que ese tipo de 'experiencias' han sido muy negativas, transformándose en modelos de no integración en la cultura francesa». En Francia (67 millones de habitantes) hay entre 5 y 6 millones de musulmanes , de muy distinta sensibilidad. En los 740 suburbios con problemas, en la periferia de las grandes ciudades, la incultura, el relativismo cultural y el multiculturalismo, son focos de tensión, violencia, desintegración social y vocaciones yihadistas. El ministro de Educación sugiere que la enseñanza del árabe en la escuela primaria podría ayudar a «combatir las vocaciones subversivas». Los adversarios del proyecto temen que la enseñanza del árabe, de llegar a generalizarse, total o parcialmente, abriese nuevas grietas en una identidad cultural que sufre de tensiones inflamables, como en una gran mayoría de países europeos.

FUENTE DIARIO ABC:

https://www.abc.es/internacional/abci-macron-estudia-introducir-arabe-escuela-francesa-201809121823_noticia.html

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS