Hace justo 20 años, Pasqual Maragall y Manuel Chaves intentaron forjar una alianza el socialismo catalán y el andaluz que tenía como objetivo que la España autonómica avanzase en el reconocimiento