Pablo Casado en Cerdedo-Cotobade y Carmen Calvo, contraprogramando, en Santiago. La imagen del arranque del nuevo curso político, más allá de los titulares extraídos de sus intervenciones, avanza algunos elementos importantes del