Valle Inclán vuelve al Congreso: “Pido perdón al pueblo español por no darle Gobierno”

España
Lectura

Valle Inclán volvió al Congreso. El gran protagonista de la sesión de apertura de la XIII Legislatura preside desde las 10 de la mañana la Cámara Baja. Rebautizado en mayo

con el nombre del creador del esperpento por su parecido físico, sus gafas redondeadas y su barba, Agustín Zamarrón es, por ser el mayor de los diputados, el presidente de edad de la Mesa y ha querido en sus primeras palabras pedir disculpas a los españolespor el fracaso del anterior mandato: “Desde la dignidad institucional que ostento como presidente de la Cámara de los Diputados, con la humildad debida obligada al político cuya razón de ser es la de servir a los ciudadano, pido perdón al pueblo español por el incumplimiento en la XIII Legislatura en el mandato de otorgar Gobierno a la nación”. Ha pronunciado estas palabras puesto en pie, antes de inclinar la cabeza como gesto de perdón. “Seamos todos bienvenidos a la XIV Legislatura. Su ejecutoria de nosotros depende. Hagámosla larga y fructífera”, ha añadido. Además de expresar este deseo, se ha visto obligado a llamar al orden a la secretaria de la Mesa de edad, Marta Rosique (ERC), después de que ésta haya incluido en la lista de diputados electos a los cuatro políticos independentistas -Junqueras, Rull, Turull y Sánchez- que fueron elegidos en la pasada legislatura y ahora se encuentran en prisión tras la sentencia del “procés”.
Publicidad

“La mañana se aventura larga”, ha augurado antes de dar comienzo la sesión. Antes, en los pasillos de la Cámara Baja, ya había anticipado que este martes sería “agotador”. Con cuatro votaciones de los 350 diputados y con el hecho añadido de tener llevar la urna hasta el lugar en el que se encuentran “los tres diputados que no pueden desplazarse por sí mismos” como, por ejemplo, el dirigente de Podemos, Pablo Echenique. Y con una dificultad añadida: "Estoy cojo, como el resto del Parlamento, unos inválidos y otros cojos”.

Médico y candidato por Burgos

Ya en mayo, aprovechó su breve intervención al frente de la Cámara Baja para leer la cartilla a los diputados: “El pueblo español nos pone aquí para que los representemos en su predicado categorial de ciudadanos, como comunidad moral de personas que hacen sus propias leyes y las acatan. Esta ley general de la democracia gravita con especial fuerza sobre la cámara, observarla es nuestro honor y nuestra servidumbre. Esta legislatura entraña al tiempo continuidad y quiebra, renovación en suma. Asumimos la alta responsabilidad que se nos concede”.

Durante la votación para elegir al presidente del Congreso, el frenético ritmo con el que una de las secretarías leyó los nombres de los diputados y los corrillos formados por éstos provocaron un colapso en las escalerilla de la Mesa y en el centro del hemiciclo, lo que llevó a Zamarrón a intervenir: “Señores, a ver si se ubican porque hemos creado aquí una cola más grande que la del pan en la época de la carestía”; “a ver si es posible liberalizar un poco el foso”; “mejoren el flujo. Estamos propensos a la trombosis”; “dejen expedito el pasillo, que tenemos que ir con la sacra urna a ver al señor Echenique”, fueron algunas de las perlas que dejó en aquel pleno.

A sus 73 años, este médico jubilado, segoviano de nacimiento aunque histórico del PSOE burgalés, logró la condición de diputado en su segunda intentona. En las elecciones generales de 2016 ya fue en la lista del PSOE por Burgos como número dos. No obtuvo plaza en el Congreso. El 28-A repitió posición y, entonces sí, obtuvo los votos necesarios para desembarcar en la Carrera de San Jerónimo. Ahora, con motivo del 10-N, ha revalidado su acta.

Publicidad
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS