“El PSOE no tiene por qué avergonzarse del caso de los ERE”

España
Lectura

Manuel Chaves (Ceuta, 74 años), expresidente de la Junta de Andalucía, no esperaba su condena por los ERE. Reivindica las políticas para rescatar a trabajadores despedidos. Y sostiene que el PSOE

“no tiene por qué avergonzarse”.

Pregunta. ¿Cómo asume su inhabilitación a nueve años?

Respuesta. Han sido años difíciles. Uno abandona lo que ha sido gran parte de su vida, el partido. Te sientes civilmente inutilizado. Eso es duro. Lo que pasa es que yo también lo soy.

P. ¿No la esperaba?

R. No. Creí que iba a ser absuelto y que podía incorporarme a la vida civil con normalidad. Ya no soy muy joven. El palo ha sido bastante fuerte.

P.Dice el fallo que usted era “plenamente consciente de la ilegalidad de los actos”.

R. Eso no es cierto. Desde que me imputaron hasta el día en que me muera, hablaré de la convicción de legalidad de todas las decisiones que se han adoptado en el Consejo de Gobierno. Ni a mí ni al Consejo le dijo quién se lo tenía que decir —la Intervención General— que había menoscabo de fondos públicos ni ilegalidad. Me sorprende que la sentencia dijera que había “palmaria ilegalidad”. Nadie en la Junta advirtió de ilegalidad.

P. ¿En qué se equivocó?

R.A posteriori es fácil decir que pudiera haber hecho esto o lo otro. Pero en el momento en que se estaba actuando, no tengo consciencia de haberme equivocado. Ante una etapa de cierres de empresas, como consecuencia de la crisis, tomas una decisión de ayudar a los trabajadores. Es una decisión política. Y punto. A partir de ahí, el Consejo de Gobierno ya no tiene ninguna otra intervención en el tema. Si el Consejo hubiera sido advertido de la ilegalidad o del menoscabo de fondos, ¿hubiéramos sido imputados?, ¿juzgados?, ¿condenados? No.

P. ¿Volvería a impulsar las ayudas sociolaborales?

R. Sí, sí. La responsabilidad de un presidente de gobierno cuando se encuentra en una situación de crisis es abordar los efectos más graves de la misma, el cierre de empresas y el despido de trabajadores. A la vista de la sentencia, podríamos haber buscado otro procedimiento. Tenemos una sentencia que lo declara ilegal y lo que yo pueda decir tiene menos credibilidad.

P. ¿Cómo es posible que las ayudas dependieran de un director general que recibía a empresarios en un bar? Estuvo 10 años.

R. No sé explicarlo. Ahí habrá habido un problema de vigilancia.

P. ¿Por qué fallaron los controles?

R. Hubo un procedimiento que tenía una función: el reparto rápido de las ayudas. Y quizás se trató de evitar controles que podían retrasar la entrega.

P.¿La inercia de tantos años en el Gobierno influyó?

R. Pues…sí. Los años de gobierno y el desgaste pudieron influir en una cierta acomodación.

P. Ha sido 19 años presidente de la Junta, 14 años secretario regional del PSOE y 12 presidente federal. ¿El caso ERE es el caso del PSOE como dicen sus rivales?

R.Algunas veces desde el PP tienen que hablar con más prudencia. No quiero entrar en la dinámica del “y tú más”. El golpe de los ERE ha sido duro para el PSOE. Hacer una labor de oposición cuando se ha estado gobernando durante más de 30 años es bastante difícil. Si al mismo tiempo te ocurre lo de los ERE, todavía es mucho más difícil superar esa barrera. Pero el PSOE tiene carácter para superarlo.

P. ¿Le afecta la sentencia a Pedro Sánchez? ¿Ha hablado con él?

R. No, pero sé que se ha interesado por mí. Cuando Pedro Sánchez o Susana Díaz han hecho lo que han hecho han considerado lo que es mejor para el partido. Cuando mi partido intenta marcar distancia señalando que esto es de otra etapa, mejor hubiera sido explicarlo. Creo que es un error, porque no tiene credibilidad ante la gente. Los ERE tenían muchos elementos para poder ser explicados y para no tener que ser comparado con el caso Gürtel.

P. ¿Y en qué afecta a Díaz?

R. Decir que los ERE no afectan al PSOE no es posible, afecta electoralmente. Por eso creo que es mejor explicar lo que ha ocurrido, ser transparentes. Pero es injusto que se trate de implicar a Susana Díaz cuando no tiene nada que ver, no tenía ningún tipo de responsabilidad.

P. Usted reprochó a los gobiernos de Griñán y Díaz que no defendieran su política de ayudas a empresas.

R. El tema de los ERE cortó una etapa histórica. Con lagunas, sus aciertos y errores, es una historia de éxito de Andalucía, que la incorporó al proceso de modernización de España. Ahora el PP y el Gobierno pretenden aniquilar esa etapa de éxito. El PSOE no puede olvidar su historia.

P. Pero los dirigentes actuales no la reivindican.

R. Consideraron que los intereses electorales del partido iban por otro camino o que se podían dañar por vincularse a esa etapa. El tema de los ERE se podía haber explicado de otra manera. Faltó el relato de cuál era el fondo del procedimiento que se puso en marcha para salvar a empresas en crisis, sin obviar que hubo ilegalidades o abusos. Siempre tengo que agradecer al partido, a Susana y a Pedro que defendieran mi honestidad y la de Pepe Griñán.

P. ¿Cómo cree que el PSOE debe recuperar su reputación tras los ERE?

R. El PSOE no tiene por qué acomplejarse ni avergonzarse. El objetivo que nos habíamos marcado era proteger a los trabajadores despedidos. Las travesías del desierto no son breves. El PSOE la tiene que afrontar poniendo en marcha un proyecto de oposición. Todavía no he visto en el Gobierno del PP un proyecto que responda a los problemas de la ciudadanía andaluza.

P. En el PSOE dicen que el caso de los ERE está amortizado electoralmente.

R. Lo estaba. La sentencia ha abierto una nueva desamortización, pero siempre hay que afrontarlo y superarlo.

P. ¿Qué espera del Supremo?

R. Esperaré con tranquilidad. Así como proyecté mi vida creyendo que iba a ser absuelto, ahora tengo menos margen. Me quedan los nietos.

El fiscal pide imputar al expresidente por malversación

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido investigar al expresidente andaluz Manuel Chaves y al exvicepresidente Gaspar Zarrías por prevaricación y malversación a raíz de un préstamo de 5,8 millones concedido por la Junta a la empresa cárnica Campocarne en 1999, un año antes del periodo que abarca la reciente sentencia de la pieza política del caso de los ERE (2000-2009), en la que ambos políticos fueron condenados a nueve años de inhabilitación por prevaricación.

En esta pieza independiente, surgida de la macrocausa pero que aún no ha sido abierta por el juzgado, Anticorrupción solicita la imputación de cinco empresarios y 10 ex altos cargos de la Junta, entre ellos los tres exconsejeros Antonio Fernández, José Antonio Viera y Francisco Vallejo, avanzó ayer Diario de Sevilla.

El fiscal estima que la supuesta malversación por el “préstamo puente”, concedido el 2 de diciembre de 1999, hace 20 años, no estaría prescrita porque el crédito “se consuma” cuando deja de ser considerado un activo y pasa a ser una pérdida, y desconoce cuándo ocurrió, ya que el periodo de carencia iba de 2002 a 2008. El delito de malversación caduca a los 15 años. “Bajo el paraguas formal de un préstamo se decidió realmente disponer arbitrariamente de los fondos públicos, sin sujeción a procedimiento alguno ni control para beneficiar directamente a la empresa Campocarne”, concluyen los fiscales.

Anticorrupción considera que del total de 5,8 millones, 3,7 millones no fueron devueltos por la empresa a la Junta y forman la supuesta malversación de fondos públicos denunciada ante el juzgado. “El préstamo nunca tuvo voluntad de ser cobrado”, censura el fiscal en su escrito. /J. M.-A

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS