PSOE y PP pugnan por el triunfo en la región con Ciudadanos como posible «víctima»

España
Lectura
Tras los dos triunfos electorales de los socialistas liderados por Luis Tudanca en los comicios celebrados este año -generales de abril y autonómicas en mayo-, PSOE y PP disputan hoy un tercer
duelo por la hegemonía política en la Comunidad con la posibilidad de que, si se cumplen los pronósticos del CIS de Tezanos, ambos mejoren sus resultados y refuercen el bipartidismo en Castilla y León. Sería a costa de Ciudadanos, en riesgo de perder buena parte de sus ocho diputados. Unidas Podemos, por su parte, espera no volver a irse de vacío como le ocurrió hace siete meses, mientras Vox confía en superar a Cs y pasar a ser el tercer partido con más apoyos, además de lograr algún escaño más del que ya consiguió por Valladolid.
 
La subida de la formación liderada por Santiago Abascal en las últimas encuestas podría ser un factor clave para inclinar la balanza en favor de los socialistas de la Comunidad, que aprovecharían así de nuevo la fragmentación del voto del centro y la derecha para revalidar quizás la victoria del 28-A cuando se impuso a los populares por doce diputados frente a diez al lograr casi 57.000 votos más que su eterno rival. Para tratar de evitarlo, el presidente regional del PP, Alfonso Fernández Mañueco, además de mantener durante toda la campaña que el único voto útil para impedir que Sánchez siga en La Moncloa es el dirigido a los populares, se centró este viernes en cuestionar algunas de las propuestas más conocidas de Vox intentado evitar una fuga de votos de última hora que afecte a los resultados de los de Casado también en Castilla y León. El objetivo es recuperar parte (o todos) de los ocho diputados que perdieron en la Comunidad en la anterior cita.
 
El PSOE, en cambio, se ha librado del posible «efecto» Errejón después de que Más País no se presentase por ninguna de las provincias de la Comunidad para respiro de las dos principales formaciones de izquierda en la región que no se verán mermados por este motivo. En contra tanto del PSOE como de Unidas Podemos sí podría jugar un previsible descenso en la participación. También Ciudadanos teme que parte de los suyos se queden en casa después del gran resultado que obtuvo en abril y que pueden peligrar por unos puñados de votos. Castigo al pacto De momento, ya se ha registrado un descenso del 14 por ciento en el voto por correo castellano y leonés, aunque también es cierto que los pasados comicios coincidieron con el final de la Semana Santa y eso hizo que su uso aumentara de forma significativa. Los socialistas confían también en que los castellano y leoneses penalicen a populares, pero especialmente a los «naranjas» por su pacto para gobernar la Junta al considerar que la formación liderada por Rivera no cumplió con su promesa de cambio. Desde el año 1989, el PP ha ganado con holgura todas las elecciones generales celebradas en la Comunidad.
 
Su techo llegó en los comicios del año 2000 con José María Aznar (55,6 por ciento), expresidente de la Junta, y en 2011, con un 55,4 por ciento de los votos, debido a la crisis y a como salió del Gobierno el presidente José Luis Rodríguez Zapatero. Sin embargo, los socialistas también se acercaron a los populares en los comicios de 2004 y 2008 con el leonés como candidato a La Moncloa. Los populares han mantenido una media de voto del 42 por ciento en las nueve elecciones generales celebradas entre 1989-2016, año en el que con José María Aznar se inició el ascenso, que llegó en 1996 al 52,2 por ciento, en el 2000 al 55,6 y en 2011 al 55,4 por ciento. Solo en 2015 bajaron del 40 por ciento y en 2019 cosecharon sus peores resultados al descender hasta el 26,05 por ciento y la perdida de 248.435 votos, que se repartieron en su mayor parte Ciudadanos y Vox, que ganaron 80.675 y 183.576 votos. Para los socialistas, después de que en los comicios de 1986 empataran y en 1989 fueran superados por la entonces Alianza Popular, tienen sus mejores resultados en la última cita de abril, en la que ganaron 114.762 votos hasta los 451.048 (29,78 por ciento de los votos), lo que supuso colocarse en primera posición. Ese registro se produjo después de haber obtenido los peores datos en 2015 y 2016, con un 22,4 y 23,1% respectivamente, informa Ical. En las elecciones de este domingo también se dirime la pugna entre Ciudadanos, Vox y Podemos por situarse en la tercera posición que les dé la opción de contar con representación en el Congreso.
 
En las últimas autonómicas del pasado mes de mayo, la formación naranja desbancó de esa posición a Podemos y también Vox, pues los morados pasaron al quinto lugar por el número de votos. Menos electores Un total de 2.111.864 castellanos y leoneses está llamado a la urnas para votar en los comicios generales, 3.952 menos que en la convocatoria del 28 de abril de este año, y elegir un total de 31 diputados y 36 senadores. El Censo de Españoles Residentes en España (CER) con derecho a voto asciende a 1.956.095 personas, que suponen 5.749 menos que hace medio año; mientras que el Censo Electoral de los Residentes Ausentes (CERA) suma 1.797 personas, hasta un total de 155.769. Tendrán derecho a voto 998.930 mujeres frente a 957.165 hombres en la Comunidad, con 10.293 nuevos electores por haber cumplido 18 años en los últimos seis meses. La provincia con un mayor censo electoral total es Valladolid, con 432.655 personas con derecho a sufragio; seguida por León, 432.071; Salamanca, 305.536; Burgos, 298.989; Zamora, 168.267 personas; Palencia, 141.319 electores; Ávila, 136.716; Segovia, 119.491; y Soria, 76.820 votantes.

FUENTE DIARIO ABC:

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS