Fin al vertedero de Alcalá de Henares: la basura de 31 municipios del Este abre un conflicto en Valdemingómez

España
Lectura
El vertedero de Alcalá se ha llenado. Tal y como se sabía desde hace tiempo, a partir del lunes se iniciará su proceso de sellado. Los 31 ayuntamientos integrados en la Mancomunidad
de municipios del Este necesitan otro lugar donde verter sus toneladas de basura –unas 200.000 al año– hasta que abra la planta que sustituye a la que ahora se cierra, y que se espera que esté operativa en Loeches a mediados del año 2020. Desde la Mancomunidad han propuesto una solución, pero ésta necesita de la solidaridad del Ayuntamiento madrileño, que aún no ha dado el visto bueno a la operación. Quienes si se han manifestado ya son los vecinos de las zonas cercanas al vertedero: no quieren más basura. La Mancomunidad reúne a tres decenas de municipios, con más de 376.000 habitantes. Hace sólo unos días, se aprobó en su seno una propuesta de convenio para enviar de forma temporal a Valdemingómez los residuos de sus 31 municipios. Se pagaría, a cambio, una tasa de 30,2 euros por tonelada de desechos enviados. El borrador de convenio recoge además garantizar el tratamiento de reciclado de los restos, con el compromiso de no incinerarlos. Más tarde, los restos tratados se remitirían al centro de Loeches, para no restarle vida útil a la planta de Valdemingómez. El presidente de la Mancomunidad y alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez Palacios (PSOE) envió esta propuesta de convenio a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de la capital, al que pide su «solidaridad» para resolver un problema de máxima urgencia, una «situación crítica» en sus palabras, puesto que este lunes ya no se puede depositar basura en el vertedero alcalaíno. El alcalde de Alcalá recuerda que ese vertedero es «una pesadilla que llevamos sufriendo 40 años». Es «consciente» del problema que puede generar en el Ayuntamiento de la capital pero «no tenemos más remedio que apelar a la colaboración y solidaridad temporal del Ayuntamiento de Madrid». A partir de ahora, y durante las próximas semanas, se irán acometiendo los trabajos técnicos para el sellado definitivo del último vaso del vertedero de Alcalá. El proceso de sellado se realiza para evitar la entrada de agua de lluvia, nieve u otras precipitaciones climatológicas, y se espera que haga disminuir paulatinamente los olores provocados en los últimos meses por los aportes finales de residuos en el quinto vaso. Fuentes de la consejería de Medio Ambiente, que dirige Paloma Martín, señalaron a ABC que la Comunidad tiene la competencia de «la supervisión y el seguimiento y el desarrollo del convenio que firme la Mancomunidad con el Ayuntamiento madrileño». Este área ha pedido también el proyecto de acondicionamiento de clausura, que finalizará con el sellado del recinto. Hasta el momento, la Mancomunidad había solicitado ya en varias ocasiones la colaboración del Gobierno municipal madrileño para resolver este desajuste temporal entre la fecha de finalización del nuevo vertedero de Loeches y el fin de la vida útil del que funcionaba hasta ahora en Alcalá. Sin éxito: en el gabinete de Manuela Carmena no fueron receptivos a sus llamadas de auxilio. Ahora, con nuevos responsables políticos en la capital –una coalición de PP y Ciudadanos–, se verá si la sensibilidad ha cambiado. Fuentes del Área de Medio Ambiente y Movilidad, que dirige el concejal Borja Carabante, señalaban a ABC que aún no tenían decidida su posición, ya que aún estaban estudiando la propuesta. A quienes no les gusta nada es a los vecinos más cercanos: hace sólo una semana se manifestaron, convocados por las asociaciones vecinales PAU del Ensanche de Vallecas, la Unión-UVA de Vallecas y la Colmena de Santa Eugenia, en contra de la posibilidad de que Valdemingómez reciba más basura. En el acto estuvo presente el portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Pepu Hernández, solidarizándose con estos vecinos que no están dispuestos a que los residuos del Corredor del Henares y el sur vengan a Madrid. El caso es que la capital es la solución que ven en la Mancomunidad, donde más de la mitad de los municipios están gobernados en la actualidad por el PSOE. Esta paradoja política la explicaba Pepu Hernández durante la manifestación, señalando que el problema se ha debido a «la inacción y la mala gestión de la Comunidad». Durante la manifestación vecinal contra esta «exportación» de residuos, Hernández se lamentó de que «siempre tengan que pagar los mismos, los vecinos del Puente de Vallecas y Vicálvaro». Pero desde el Gobierno regional desmontaron su argumento: el viceconsejero de Medio Ambiente, Mariano González, recordó al portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid que las Mancomunidades tienen las competencias en materia de residuos, y no la Comunidad de Madrid. «En este caso, es la Mancomunidad del Este quien debe decidir qué hacer con sus residuos una vez que finalice la vida útil del vertedero ubicado en Alcalá». Su papel se limita, dijo, a comprobar que la fórmula que elija la Mancomunidad se ajusta a la legalidad y es técnicamente viable.

FUENTE DIARIO ABC:

https://www.abc.es/espana/madrid/abci-vertedero-alcala-henares-basura-31-municipios-este-abre-conflicto-valdemingomez-201910140109_noticia.html

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS