El Rey convoca a Batet para activar la ronda de consultas

España
Lectura

El Rey ha convocado a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, para mantener una audiencia este jueves y abordar el estado de las negociaciones para la investidura, que han entrado en

un callejón sin salida después de que el PSOE y Unidas Podemos no hayan alcanzado un acuerdo en la recta final del proceso. En la audiencia, el Rey pedirá a Batet los detalles sobre el encallamiento al que han llegado los equipos negociadores y si existe alguna posibilidad de que pueda evitarse una situación de colapso que daría al traste con la XIII Legislatura. En cualquier caso, activará la última ronda de consultas preceptiva.

La imposibilidad de que el candidato Pedro Sánchez pueda obtener el respaldo del Congreso de los Diputados y ser investido presidente convertiría esta en la segunda legislatura fallida en cuatro años. Si Batet confirma en su audiencia que ya no existe ninguna vía para salvar el período parlamentario, el Rey convocará la última ronda de consultas prevista en el artículo 99 de la Constitución para ratificar el colapso y poner en marcha el reloj de una nueva convocatoria electoral. Esta, haya posibilidades de salvar la legislatura o no, será su séptima ronda de consultas en sus cinco años de reinado, mientras que su padre, el rey Juan Carlos I, llevó a cabo diez en 39 años..

El líder socialista aceptó el encargo de Felipe VI de intentar formar Gobierno el pasado 6 de junio, una empresa en la que el presidente del Ejecutivo en funciones fracasó el 23 de julio tras recibir 155 noes y 67 abstenciones de los parlamentarios, y aunar a su candidatura solo, además de los 123 apoyos socialistas, el respaldo del diputado cántabro del Partido Regionalista, José María Mazón. Dos días después, con la abstención de Unidas Podemos, tampoco logró concitar el apoyo de una mayoría simple.

El Rey recibió a Batet el pasado 6 de julio, tras el fracaso de Pedro Sánchez en la votación del debate de investidura, y le trasladó la decisión de "no iniciar, por el momento", nuevas consultas con los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria para que los partidos pudieran tratar de hilvanar acuerdos para la elección de un presidente o presidenta del Gobierno. Más de dos meses después las posiciones del PSOE y de Unidas Podemos no se han movido. En cualquier caso, el jefe del Estado convocará la ronda de consultas la próxima semana, para cuyo trámite Batet deberá entregar una lista de los representantes de los partidos que serán recibidos en el palacio de La Zarzuela.

La candidatura de Sánchez decayó al ser rechazada en las dos votaciones, por lo que en el caso de que hubiera un acuerdo con Unidas Podemos el Rey tendría que hacerle un nuevo ofrecimiento. Si existe alguna posibilidad de salvar la legislatura, la ronda de consultas debería realizarse entre el lunes y el jueves, de modo que el viernes y sábado, en el límite, pudiera celebrarse la primera sesión del debate de investidura, en el que el candidato debería ser respaldado por mayoría absoluta de la Cámara (176 diputados de los 350 que conforman el Congreso).

Nuevas elecciones

Ello posibilitaría que 48 horas después, el lunes 23, el candidato afrontara la segunda sesión, en la que ya solo necesitaría obtener más votos a favor que en contra. Ese es el último día, puesto que se cumplen los dos meses de la votación del primer intento de Sánchez de ser investido. Al día siguiente, si el Congreso no ha elegido a un presidente, el Rey firmaría la disolución de las Cortes y la convocatoria de unas nuevas elecciones que tendrían lugar el 10 de noviembre.

En 2016, ante la repetición de los comicios después de que Mariano Rajoy declinara el ofrecimiento y Sánchez no superara la votación de la investidura, el Rey pidió a los partidos que la campaña electoral fuera más austera. En consecuencia, el Congreso aprobó una reforma de la ley electoral para que que en caso de repetición de los comicios los 15 días de campaña se redujeran a una semana.

Artículo 99 de la Constitución

1. Después de cada renovación del Congreso de los Diputados, y en los demás supuestos constitucionales en que así proceda, el Rey, previa consulta con los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria, y a través del presidente del Congreso, propondrá un candidato a la Presidencia del Gobierno.

2. El candidato propuesto conforme a lo previsto en el apartado anterior expondrá ante el Congreso de los Diputados el programa político del Gobierno que pretenda formar y solicitará la confianza de la Cámara.

3. Si el Congreso de los Diputados, por el voto de la mayoría absoluta de sus miembros, otorgare su confianza a dicho candidato, el Rey le nombrará presidente. De no alcanzarse dicha mayoría, se someterá la misma propuesta a nueva votación cuarenta y ocho horas después de la anterior, y la confianza se entenderá otorgada si obtuviere la mayoría simple.

4. Si efectuadas las citadas votaciones no se otorgase la confianza para la investidura, se tramitarán sucesivas propuestas en la forma prevista en los apartados anteriores.

5. Si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del presidente del Congreso.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS