El otro juicio, en Europa

España
Lectura

El tren judicial del independentismo catalán tiene su última parada perfectamente clara: Estrasburgo. A pesar de que todas las instancias judiciales españolas –empezando por las catalanas, como el Tribunal Superior de

Justicia de Cataluña– han dado siempre su apoyo (como no podía ser de otra manera) al lado constitucionalista de la polémica, las asociaciones culturales y los partidos secesionistas cifran su última esperanza en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos: es «la vía internacional lenta, pesada y compleja» a la que hacía referencia Puigdemont, la vía que al final es «la más efectiva para hacer caer el régimen instalado en España» en opinión del ex president de la Generalitat. Sin embargo, las instancias jurídicas internacionales podrían ser finalmente reacias a materializar las esperanzas del independentismo.

Ayer mismo se ha conocido una decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo contraria a las aspiraciones de los secesionistas. Fue un pronunciamiento de un juez único tomado el pasado mes de marzo por el que se inadmitía a trámite un recurso presentado al TEDH por Carme Forcadell contra su prisión provisional. Las razones que adujo el tribunal para pronunciarse en este sentido eran que el recurso no contaba con los requisitos mínimos de admisibilidad exigidos. Este no es el primer fiasco para los independentistas. Más duro fue la decisión del TEDH de considerar una decisión «necesaria en una sociedad democrática» la prohibición del Tribunal Constitucional respecto al pleno del Parlament previsto para el 9 de octubre de 2017 en el que supuestamente se iba a declarar la independencia.

Para Fernando Lozano, profesor de Derecho Internacional de la Universidad de Alcalá de Henares, lo más probable es que este tenor se mantenga en los sucesivos pronunciamientos del TEDH y la causa que señala este experto es «lo exquisito que está siendo el Tribunal Supremo tanto en el procedimiento como en los plazos» a lo largo del juicio al «procés». Lozano cree que muy pocos recursos superarán la fase de admisibilidad ya que tribunales como el de Estrasburgo suelen mantenerse fieles a los criterios que han utilizado en anteriores pronunciamientos.

Los abogados de los protagonistas del desafío independentista podrían optar por presentar sus recursos ante otros organismos internacionales como el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas en virtud del hecho de que España es un Estados miembro del Pacto de Nueva York de Derechos Civiles y Políticos. Sin embargo, Lozano recuerda que este organismo «cuasijurisdiccional» no está compuesto por jueces sino por expertos de reconocido prestigio que no caerán en juicios precipitados como los del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias. Además, si se apela al Comité de DD HH de la ONU las puertas de Estrasburgo quedan cerradas, por lo que hay que elegir.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS