Casado decide que Díaz Ayuso y Martínez-Almeida sean los candidatos del PP en Madrid

España
Lectura

Pablo Casado ha decidido que Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida sean los candidatos con los que el PP intentará conquistar en las elecciones de mayo la Comunidad y el

Ayuntamiento de Madrid. Tras dejar pasar varios meses entre dudas y ofertas rechazadas preventivamente por posibles aspirantes, el líder nacional de la formación conservadora ha convocado este viernes en la sede nacional del partido, en Génova 13, al actual presidente regional, Ángel Garrido, al que le ha comunicado que no será el cabeza de cartel en los comicios. El PP acudirá a esa cita sabiendo que el resultado de Madrid servirá de termómetro para medir el alcance nacional del proyecto de Casado, y que las dificultades que le rodean son mayúsculas: recuperar la capital dependerá de un pacto con Ciudadanos (y quizás Vox) y tampoco será posible que retenga el Gobierno regional en solitario, según los cálculos de sus propios estrategas. Un escenario muy distinto al que preveía Cristina Cifuentes antes de dimitir por el escándalo del caso máster.

Para tomar su decisión, Casado ha pasado largas semanas realizando encuestas en las que preguntó por múltiples candidatos. Con esos sondeos, la dirección nacional auscultó las posibilidades electorales del vicesecretario Javier Maroto, del diputado Antonio González Terol, de los exministros Fátima Báñez, Isabel García Tejerina y Rafael Catalá; y de Garrido y Martínez Almeida. Ningún resultado fue concluyente, lo que obligó a Casado a apurar los plazos para madurar su decisión, a plantearse candidatos alternativos (como María San Gil) y a asumir el complejo escenario electoral al que se enfrentará el PP en mayo.

Tras gobernar la Comunidad durante el último cuarto de siglo, la formación conservadora se arriesga a perder el Ejecutivo madrileño, desgastada por el empuje de Ciudadanos, la irrupción de Vox y la alianza que aspiran tejer el PSOE (con Ángel Gabilondo) y Podemos (con Íñigo Errejón). La reconquista del Ayuntamiento de la capital, que mantuvo entre 1991 y 2015, también estará llena de dificultades. Es el resultado de una legislatura dramática para los intereses del PP: dimitida Cristina Cifuentes por el escándalo del caso máster, la formación se ha quedado sin su cara más conocida, y ha seguido sufriendo un incesante goteo de escándalos vinculados a los casos Púnica, Gürtel y Lezo.

Tras oficializar a sus candidatos a la Comunidad y el Ayuntamiento, el PP cierra la presentación de sus aspirantes a las principales circunscripciones. Solo esta semana, la formación conservadora ha hecho público que Ruth Beitia optará a gobernar Cantabria, que Isabel Bonig lo intentará en la Comunidad Valenciana, y que Teresa Mallada lo hará en Asturias.

Ahora, el PP de Madrid empezará a anunciar quién encabeza sus listas para conquistar el resto de alcaldías de la región. Cuando se conozcan esas decisiones, mediatizadas por la necesidad de que los nominados sean capaces de llegar a acuerdos electorales con Ciudadanos y Vox, habrá que resolver el futuro de Garrido.

Al actual presidente le toca ahora pilotar el Gobierno regional hasta mayo sabiendo que no seguirá al frente tras las elecciones. Como informó EL PAÍS, en el PP ya se manejaba un precedente desde hace semanas: José Luis Olivas sustituyó interinamente a Eduardo Zaplana al frente de la Comunidad Valenciana cuando este fue fichado para el Gobierno de José María Aznar, pero no fue luego el candidato del PP en las elecciones de 2003.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS