La tesis de Sánchez cita bien a otros autores pero no sus propios trabajos

España
Lectura

La tesis doctoral de Pedro Sánchez incluye citas de trabajos de otros autores que, a diferencia de lo que asegura el diario ABC, que le acusa de plagio, están correctamente citados,

según ha comprobado EL PAÍS. En todos los casos mencionados por este diario, las citas no están entrecomilladas y las frases son muy parecidas, pero los autores originales figuran claramente en notas a pie de página y además están en la bibliografía.

Por ejemplo, Sánchez enumera en el capítulo 9 varias recomendaciones para ayudar a construir una buena imagen exterior de España, que coinciden casi literalmente en contenido y orden con las de un trabajo publicado en 2008 por dos profesores de la Universidad de Cádiz, Marcela Iglesias y David Molina. Pero se da la circunstancia de que este trabajo cita a su vez un informe llamado Proyecto Marca España, publicado por el Instituto Elcano, que es el que hacía esas recomendaciones originalmente. En la tesis del presidente, ambas referencias aparecen con claridad, en un mismo pie de página.

Algo parecido ocurre con una enumeración de los diferentes actores de la nueva diplomacia. Sánchez cita un trabajo de Antonio García Rebollar de 2010, que citaba a su vez un estudio en inglés de 2001 de los autores Saner y Yiu. Ambas referencias se ofrecen claramente, tanto a pie de página como en la bibliografía final. La cita incluso precisa: “Utilizaremos las definiciones de cada uno de los términos traducidos en el trabajo de Rebollar G”, según ha comprobado este diario.

Control férreo de la tesis en la universidad

A pesar de que la vicepresidenta Carmen Calvo había declarado a última hora de la mañana que el presidente Sánchez ya había autorizado la publicación de su tesis, los controles para consultar el documento en la universidad continuaron todo el día. La lectura debía hacerse en la misma biblioteca, bajo la atenta mirada de tres empleadas. A media tarde incluso se sentó en una mesa un guardia de seguridad que controlaba que el periodista fotografiase el contenido de la tesis. La versión digitalizada de la tesis está en manos de la universidad, el Ministerio de Educación y el propio Sánchez, pero la publicación no se espera hasta este viernes.

Lo que se ha calificado como autoplagio de Sánchez —hecho de usar contenidos de dos artículos suyos publicados previamente— no merece ningún reproche ético para los expertos consultados por este diario. Estos aseguran que avanzar capítulos de la tesis y publicarlos es una práctica común, que incluso da más valor a la investigación, puesto que equivale a ponerla a disposición de otros expertos para que la evalúen.

Prácticamente cuatro páginas de un artículo que consta de seis, incluyendo gráficos y tablas, se reproducen casi literalmente. Se trata de un texto publicado en el boletín del ICE en 2012, dos meses antes de que Sánchez leyera su tesis, titulado La diplomacia económica de los planes integrales del desarrollo de mercado. Del otro trabajo, de 13 páginas, y que forma parte de un libro coral, se reproducen de manera prácticamente idéntica al menos dos tablas y distintos párrafos.

“En las tesis que yo he dirigido, publicar artículos antes es un mérito incluso; quiere decir que el trabajo interesa”, dice uno de los expertos consultados, que pide anonimato. Eso sí, esta fuente cree que Sánchez debería haberse citado a sí mismo, cosa que no hace. “No entiendo por qué, solo es un aspecto formal”, añade.

Los dos artículos están cofirmados con Juan Padilla Fernández-Vega, actualmente secretario general de la Universidad Camilo José Cela, donde Sánchez leyó su tesis. Este profesor de estadística fue además miembro del tribunal que evaluó con la mayor distinción académica (cum laude) al ahora presidente, tal y como adelantó en 2015 La Marea. “Esto sí que me parece reprobable y dudo hasta de que esté permitido”, asegura el experto.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS