Sánchez declara la guerra a Rivera por lanzar dudas sobre sus estudios

España
Lectura

De Carmen Montón, a Pedro Sánchez. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera ha verbalizado por primera vez las dudas que tiene sobre el contenido de la tesis doctoral del jefe de

Gobierno, Pedro Sánchez, que elaboró y defendió tras terminar la carrera de Ciencias Económicas para obtener el título de doctor en Economía. “Hay dudas razonables sobre su tesis doctoral, ¿por qué la oculta? Por el bien de la Universidad haga pública su tesis doctoral y no vete la ley que obligue a publicarlas”, soltó Rivera en la sesión de control al Gobierno del Congreso y entró de lleno en un terreno pantanoso y de enfrentamiento directo con el líder del PSOE. El requerimiento del presidente de Ciudadanos ha sido respondido por Pedro Sánchez con la afirmación tajante de que su tesis doctoral “está publicada de acuerdo con la legislación vigente”. En el PP de Pablo Casado se frotaban las manos.

Tras la respuesta de Pedro Sánchez sobre la publicación de su tesis desde la bancada de Ciudadanos se hacían gestos de que eso no era así en tanto que el presidente del Gobierno ha reiterado que su trabajo no se ha ocultado, aunque ha acusado a Rivera de haber convertido esta sesión de control al Gobierno “en un lodazal”. Sánchez ha requerido a Rivera para que “se informe”, aunque le reprochó que en él es normal que venga al Parlamento “sin prepararse”. Desde Ciudadanos, pero también del PP, no de forma concreta ni pública, se especula desde hace meses sobre la autoría de la tesis de Pedro Sánchez, pero nunca había habido un requerimiento público y directo a que la presentara y menos en el Congreso.

Fue el propio Pedro Sánchez el que afirmó, en su respuesta, que su tesis (“Innovaciones de la diplomacia económica española: análisis del sector público (2000-2012)” está publicada en la red Teseo (que controla el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades). El trabajo figura efectivamente en esa red pero no es de libre acceso si no lo permite el autor.

La dimisión este martes por la noche de Carmen Montón como ministra de Sanidad por haberse detectado irregularidades en el máster que realizó en la Universidad Rey Juan Carlos, que culminó ayer con el descubrimiento de La Sexta de que había plagiado para su trabajo final extractos de otras obras y sin citarlas, ha dado alas a Ciudadanos. “Parece que afiliarse al PP o al PSOE es una garantía para obtener privilegios y no el esfuerzo como hacen todos los ciudadanos”, ha señalado el líder de Ciudadanos, que ha recalcado el desánimo que produce estas situaciones que afectaron a la expresidenta de Madrid, Cristina Cifuentes, después a Pablo Casado, presidente del PP, y cuyo caso está ya en los tribunales por si hubiera alguna irregularidad desde la perspectiva judicial.

El caso del master de Carmen Montón ha protagonizado el último capítulo y se ha colado de lleno en la sesión de control en la que Casado se estrenaba en la cámara baja como líder de la oposición. Pero Casado no lo mencionó ni indirectamente en su pregunta previsible sobre la situación política y económica del país y sobre Cataluña. Pero sí lo incluyó precisamente Rivera, que firmó en la pasada legislatura un acuerdo con Sánchez que ahora pareja tan lejano.

“Ayer fue un día complicado para mi porque he perdido a una amiga que estaba haciendo un trabajo extraordinario, pero ella ha elegido la ejemplaridad y ha querido asumir su responsabilidad”, fue la respuesta que Sánchez improvisó ante la inesperada dureza del ataque.

Pero ahora, después de Carmen Montón, para Ciudadanos el objetivo está en pedir explicaciones tanto a Pablo Casado como al propio presidente del Gobierno. A este y a su grupo le ha reprochado que hiciera uso de su capacidad para vetar propuesta de la oposición como ha hecho ante una proposición de ley para exigir que las tesis doctorales se publiquen y se sometan a escrutinio para comprobar si contiene plagios. Sánchez no ha entrado al fondo del asunto, sino que ha invocado la deficiencia “técnica” de esa propuesta. El Gobierno apela a que ese proyecto conlleva un incremento del gasto susceptible de ser vetado por el Ejecutivo.

El presidente ha abandonado el Congreso cabizbajo, la misma imagen que han dado otros ministros por el pesar personal que les ha producido la dimisión de Carmen Montón. El presidente del Gobierno le dio ayer tiempo para que pudiera defenderse. Hasta que llegó un momento que no fue posible. A última hora de la noche, desde la Sexta se informó de que, a las posibles irregularidades, se unía el plagio de parte del trabajo. Pesar desde la perspectiva personal, por la alta valoración que Sánchez tiene de Carmen Montón, pero ninguna duda política de que tenía que dimitir, señalan en fuentes gubernamentales.

En el PP disfrutaban de una sensaciones extrañas. Por un lado se alegraban de que el foco se pusiera ahora en la credibilidad del presidente del Gobierno y en la autenticidad de su tesis y aseguraban que no les importaba demasiado que fuera Ciudadanos el que concentrase toda la atención del día. Pero por otra parte se tuvieron que desplegar, desde el propio Casado hasta casi todos los miembros de la dirección de su equipo, para intentar explicar por qué ahora el líder del PP no debe dimitir también por las irregularidades en su master y buscaban minimizar los daños detallando que no es lo mismo una tesis que unos trabajos de fin de curso.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS