El presidente refuerza a su jefe de gabinete, al frente de La Moncloa

Madrid
Lectura

El jefe de gabinete y estratega clave del presidente del Gobierno, Iván Redondo, seguirá siendo el hombre clave de su estructura de poder. Sánchez ha confirmado a Redondo en su puesto

y además le refuerza con nuevas funciones: la secretaría de Estado de Comunicación, por ejemplo, clave en un Gobierno de coalición, estará bajo su mando. Además, dirigirá una oficina nacional de prospectiva y estrategia de país a largo plazo, de nueva creación.

Redondo es una persona clave del equipo de Sánchez desde que lo fichó hace poco más de dos años, cuando el líder del PSOE estaba en la oposición. Después del último resultado electoral, en el que el PSOE perdió tres escaños, entre algunos dirigentes socialistas se extendió la idea de que Redondo podría ser el que asumiera el coste y viera reducido su poder, cambiara de puesto o directamente saliera. Pero no ha sido así, sino más bien al contrario. El Consejo de Ministros ha confirmado hoy a Redondo, por decisión de Sánchez, como director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno.

Los cargos que acumula su nuevo puesto muestran el poder que tendrá Redondo en el nuevo Ejecutivo de coalición. El estratega clave de Sánchez será el primer secretario de Estado -se sienta en las comisiones de subsecretarios al lado de la vicepresidenta, Carmen Calvo, y ambos son los dos puestos más importantes de la estructura de La Moncloa, seguirá siendo secretario del Consejo de Seguridad Nacional. Bajo su mando está toda la estructura de asesoría del presidente, desde la secretaría general de Presidencia a la Oficina Económica del Presidente, pasando por la dirección de asuntos internacionales. La gran novedad es que la secretaría de Estado de Comunicación y su titular se incorporarán al Gabinete de la Presidencia y por tanto quedarán bajo las órdenes de Redondo, una decisión clave en una etapa en la que la comunicación será decisiva sobre todo por el enfrentamiento con la oposición y la convivencia con un experto en este asunto como Pablo Iglesias.

Según la nota oficial de La Moncloa, la oficina de nueva creación que dependerá de Redondo,"se encargará de pensar estructuralmente en la España de los próximos 30 años. Se trata de aportar una mirada transversal, con metodología y a largo plazo, que contará con un Comité de expertos de la sociedad civil y que elaborará una Estrategia Nacional. No se trata de adivinar el futuro, sino de analizar de manera sistemática la evidencia empírica disponible para identificar los posibles retos y oportunidades (demográficos, económicos, geopolíticos, medioambientales, sociales o educativos...) que España tendrá que afrontar en el medio y largo plazo, y de ayudar al país a prepararse ante ellos".