•  La Unión Europea esquivará hoy un insidioso envite: el alza de los aranceles de EE UU a la exportación de sus automóviles.