Desde los años ochenta se ha ido desarrollando un área de la teoría económica que profundiza en los aspectos sociológicos y psicológicos de los que carecían las teorías económicas tradicionales: las Finanzas