Uno de los grandes retos a los que tendremos que enfrentarnos en las próximas décadas es el rápido envejecimiento de la población española. Las causas inmediatas de este fenómeno son el aumento