La Audiencia Nacional procesará a la excúpula de Banco de Valencia por falsedad contable

Economia
Lectura

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz considera que hay indicios suficientes para juzgar a los exresponsables del Banco de Valencia, entre los que se encuentran el expresidente José Luis

Olivas y el exconsejero delegado Domingo Parra, por presunta falsedad contable. Olivas fue también presidente de la Generalitat valenciana durante unos meses entre 2002 y 2003 con el PP.

Según fuentes jurídicas, el magistrado ha dado por concluida su investigación y ha emitido un auto de transformación abreviada, lo que en la práctica implica su intención de procesar a la excúpula de la entidad.

Banco de Valencia fue intervenido por el Banco de España a finales de noviembre de 2011, al detectar un agujero de capital de unos 600 millones que fue subsanado con una aportación de 1.000 millones del FROB, antes de ser adjudicada en subasta a CaixaBank.

Además de a Olivas y Parra, el juez cree que otros trece directivos son responsables de elaborar cuentas falsas al menos en los ejercicios 2008 y 2009, e incluye en su investigación al auditor de Deloitte Miguel Monferrer.

Olivas está a la espera de la sentencia del caso Bankia, en el que la Fiscalía Anticorrupción solicita para él cinco años de prisión por presunta falsedad en las cuentas de 2010, delito al que suma el de estafa a los inversores.

Por lo que respecta a Domingo Parra, está a punto de concluir el juicio por una operación crediticia de la entidad valenciana, en la vista el ex consejero delegado se declaró culpable de los hechos que se le imputaban y realizó un ingreso de 100.000 euros en la cuenta del FROB. Por ello, el ministerio público rebajó de cuatro a un año y medio su petición de condena. En abril, Parra fue condenado a cuatro años de prisión por un delito continuado de administración desleal en varias macrooperaciones urbanísticas financiadas por la entidad que causaron un perjuicio de 198 millones de euros. Parra y otro exdirectivo, Alfonso Monferrer, deberán indemnizar a CaixaBank con 168 millones de euros.

Además, el Juzgado de lo Penal número 6 de Valencia condenó a un año y medio de prisión y a una multa de 151.800 euros al expresidente de la Generalitat y de Bancaja, José Luis Olivas, por emitir, a través de su empresa Imarol S. L., una factura falsa para justificar un ingreso de 500.000 euros por unos servicios de asesoramiento que nunca llegó a prestar a la empresa Sedesa Inversiones, de la familia Cotino.