La importancia de ser sostenible... y saber venderlo

Economia
Lectura
Está de «moda» entre las empresas mirar por la sostenibilidad. No se trata ya solo de ganar cuanto más dinero mejor, sino que hay otros valores a tener en cuenta. En ello
están también las gestoras de fondos de inversión, quizás el mayor exponente del capitalismo actual; mueven el dinero de un lugar a otro, como los «mecenas» de la inversión. Ahora, es habitual encontrar ya incluso departamentos dedicados a este asunto. Es el caso de JP Morgan AM, con Jennifer Wu como responsable global de Inversiones Sostenibles. Una «cara nueva» en el gigante de la inversión que no duda en criticar las entrañas de su propio empleo. «Tiene una parte de marketing», explica a ABC. «Es muy importante analizar cómo de responsable eres hacia tu comunidad. La buena noticia es que, en el pasado, solo podíamos confiar en lo que decían las empresas. No teníamos manera de comprobarlo, teníamos que confiar en ellas. No podemos saber si sus decisiones son marketing, pero ahora hay otras fuentes de información en las que explorar». Se refiere, por ejemplo, a plataformas de internet en las que los propios trabajadores de manera anónima desenmascaran a sus compañías. «Ahora tenemos nuevas tecnologías, datos, que podemos usar. Los estudios académicos aseguran que aquellas empresas que dicen tener mejor seguridad y trato a sus empleados son las que más problemas tienen», sostiene Wu. «Un escándalo puede generar un gran daño reputacional si la empresa no lo maneja bien» Las inversiones sostenibles tiene esa parte de marketing... porque la reputación se ha convertido en un aspecto esencial en las empresas. La responsable del ramo en JP Morgan AM detalla cómo ha cambiado la situación en dos décadas: «Hace 20 años, si una compañía tenía un escándalo no sé si habría impactado tanto en el precio de sus acciones; y ahora reaciona muy rápido. Si no se maneja bien pueden generar un gran daño a su reputación. Los valores de la sociedad están cambiando». El «qué dirán» es una parte capital de los negocios. Ganar dinero no basta, sino que también entra en el terreno de juego el cómo lo haces, qué generas, a quién beneficias, etc. «La reputación social tiene mucho impacto», dice Wu. Y cita como ejemplo que muchos gestores de fondos de pensiones prefieren deshacerse de sus posiciones en empresas de tabaco, por ejemplo, por ese cariz negativo que tienen ese tipo de compañías. Retos del cambio climático Pese a todo, el marketing no lo inunda todo. La «economía verde» está más en boga que nunca; la descarbonización es uno de los grandes objetivos y, desde JP Morgan AM, tienen claro a lo que nos enfrentamos: «El momento crítico para el cambio climático serán los próximos 10 años. Es el periodo en el que tenemos la ocasión de reducir las emisiones de carbono; 2035 son solo 15 años más, estaremos vivos aún, y veremos muchos cambios de patrones climáticos: las olas de calor serán terribles, inundaciones... Todo se volverá peor. Hacer algo en estos 10 años es importante porque tendrá impacto en el largo plazo. Estoy preocupada, pero sé que tenemos esperanza». Asimismo, la igualdad entre mujeres y hombres es otro de los pilares. «Hay estudios que dicen que los resultados son siempre mejores a mayor diversidad», dice Wu. «No se trata solo de mirar si tienes muchas mujeres en la empresa, porque eso puede ser marketing. Realmente tienes que pensar diferente. La nueva generación de la inclusión mirará otros datos como si esas mujeres están en posiciones sénior o qué motivación hay detrás de contratarlas», concluye.

FUENTE DIARIO ABC:

https://www.abc.es/economia/abci-importancia-sostenible-y-saber-venderlo-201910200249_noticia.html