El contrato fijo, en extinción

Economia
Lectura

La precariedad va ganando terreno en el mercado laboral a medida que la contratación indefinida no deja de sumar descensos. En julio de este año, se registraron 185.713 contratos de trabajo

de carácter indefinido, 4.438 menos respecto al mismo mes de 2018 (-2,33%), según los últimos datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Este tipo de compromisos laborales acumula ya seis meses consecutivos en negativo y apenas representa un 8,5% del total de contrataciones, frente al 9,76% de principios de año. Es decir, menos de uno de cada diez contratos firmados durante el mes pasado fueron con una duración indefinida.

En el total acumulado, se realizaron 1,25 millones de contratos, lo que representa un descenso de casi el 5% respecto al mismo periodo de 2018. Preocupa, además, el descenso del ritmo de conversiones de otro tipo de contrato a esta modalidad. Entre enero y julio, 471.779 temporales pasaron a ser indefinidos, un 1,4% menos que en el mismo periodo del año pasado (-7.021). En el caso de los indefinidos iniciales, hasta julio se firmaron 57.660 menos, un descenso del 6,9%, en el que se reflejó el fin del apoyo a emprendedores que el Gobierno derogó con efecto retroactivo desde el 1 de enero.

Desde CC OO explican que esta supresión «está lastrando a corto plazo» el volumen de indefinidos firmados. El contrato de apoyo al emprendedor, aprobado por el Gobierno del PP, era indefinido pero con un periodo de prueba de un año. En cuanto a la duración de su jornada, de los más de 185.000 contratos indefinidos, 111.000 fueron a tiempo completo y 74.522 a tiempo parcial. La evolución de ambos es bastante similar.

Mientras que los primeros tuvieron una bajada del 2,4% respecto a julio de 2018, los segundos cayeron un 2,2%. El resto de contratos, hasta completar el total de 2,18 millones de julio, son 14.573 de carácter formativo y 1,98 millones de otro tipo de contratos temporales. Dentro de este último grupo, destacan los eventuales, que triplican a los indefinidos al representar un 28,6% del total. Le siguen los de obra o servicio, con el 23,65%. Los temporales con jornada a tiempo parcial, suponen un tercio de todos los contratos firmados en julio.