El Banco de España multa al Santander con 4,5 millones por infracciones “muy graves” del Popular

Economia
Lectura

El Banco de España ha impuesto dos multas por importe conjunto de 4,5 millones de euros al Santander en su condición de sucesor universal del Banco Popular, por la comisión de

dos infracciones muy graves tipificadas en la ley sobre disciplina e intervención de las entidades de crédito.

En concreto, ha fijado una sanción de 1,5 millones por incumplir la normativa del Banco de España en lo referente a "la entrega y el contenido preceptivo que debe contener la información precontractual y contractual facilitada a los clientes; el cálculo de la TAE; y el cobro de comisiones por servicios no prestados", según la nota hecha pública por el supervisor.

La multa más grave, por un importe de tres millones de euros, ha sido por la comisión de una infracción muy grave "consistente en la realización de actos u operaciones prohibidas" por diferentes normas o por "incumplimiento de diferentes requisitos", especifica el organismo dirigido por Pablo Fernández de Cos.

Tal infracción se ha producido por no lleva a cabo "compensaciones y comisiones en supuestos de amortización anticipada y aplicación de cláusulas de redondeo del tipo de interés", indica la nota hecha pública.

La fecha de resolución de estas sanciones es del 26 de octubre de 2018, pero se han hecho públicas este miércoles tras hacerse firmes en la vía administrativa. Fuentes del Santander han indicado que el expediente sancionador tiene su origen en una inspección del Banco de España al Popular en 2014, por lo que recuerdan que son anteriores a la fusión. Aclaran que el expediente sancionador se refiere fundamentalmente a deficiencias en la documentación y en el sistema operativo de concesión y liquidación de esos préstamos hipotecarios. Por todo esto, la entidad va a presentar un recurso en vía judicial contra la resolución.

Más multas al Santander

El Santander lleva una mala racha en multas. El 18 de mayo pasado se conoció que el supervisor impuso 6,4 millones al Santander y 1,5 millones a Unicaja Banco tras inspecciones de sus respectivas carteras hipotecarias.

Este expediente sancionador, que ya es firme en vía administrativa, tiene su origen en una inspección que el Banco de España llevó a cabo a distintas entidades en relación con los préstamos hipotecarios de 2014 y que le llevó a imponer sanciones similares a otros bancos.

Las grandes entidades española han abonado 21,75 millones desde noviembre de 2018 hasta hoy por distintas sanciones impuestas por el Banco de España tras detectar irregularidades en distintas operaciones hipotecarias. Las multadas son Abanca (3 millones), CaixaBank (4,8 millones), BBVA (2,7 millones), Bankia por BMN (1,2 millones) y por ella misma (900.000 euros), Banca Pueyo (876.000 euros) y Banco Pichincha (351.000 euros), entre las entidades más grandes. Todas tuvieron una reducción del 40% sobre el importe de la multa propuesta por reconocer su responsabilidad y haber admitido los hechos.