La justicia japonesa endurece su acusación contra Nissan y el abogado de Ghosn pedirán su libertad bajo fianza

Economia
Lectura

El principal abogado del presidente de Renault Carlos Ghosn, detenido en Japón desde noviembre, anunció este viernes que pedirá la liberación bajo fianza de su cliente, poco después de una nueva

inculpación en la justicia japonesa. "Voy a presentar una petición de liberación bajo fianza", dijo el abogado Motonari Otsuru en un breve comunicado.

El futuro legal de Ghosn se empañó aún más este viernes con los dos nuevos cargos que presentó la justicia japonesa en su contra y contra el fabricante automotriz de la alianza Renault-Nissan. La fiscalía inculpó el viernes a Ghosn por abuso de confianza y reducir sus ganancias en los informes bursátiles de Nissan entre 2015 y 2018.

Disimular ingresos

Su mano derecha, Greg Kelly, liberado bajo fianza el 25 de diciembre, también fue acusado por reducciones de sus ganancias en los informes financieros, al igual que el fabricante de automóviles japonés. Nissan volvió a ser acusado por su responsabilidad en la disimulación de ingresos que se le reprocha a su expresidente Carlos Ghosn durante el periodo 2015-2018, anunció el tribunal de Tokio.

El fabricante japonés fue acusado como persona jurídica que entregó los informes bursátiles incriminados, y ya había sido acusada el 10 de diciembre por el mismo motivo, pero en relación a los cinco años anteriores.

Tanto Ghosn, Kelly como Nissan ya habían sido acusados en diciembre por informar una remuneración reducida en los cinco años anteriores.

Renault no encuentra irregularidades

El magnate del automóvil, de 64 años, está detenido en Japón desde el 19 de noviembre, sospechoso de haber ocultado al fisco ingresos como presidente de Nissan. El tribunal de Tokio había desestimado el miércoles otra demanda para poner fin a su detención. Ghosn, quien clama su inocencia, afirmó el martes haber sido "falsamente acusado y detenido injustamente".

Desde su detención, Renault estableció una dirección ejecutiva interina, pero Carlos Ghosn sigue siendo el CEO del grupo. Sin embargo, podría permanecer en prisión hasta su juicio, previsto para dentro de varios meses.

Por otro lado, y horas antes de que la justicia japonesa volviera a inculpar a Ghosn y Nissan, el constructor francés Renault indicó que tras realizar una investigación interna sobre la remuneración de su presidente llegó a la conclusión de que no hubo fraude en su retribución de los años 2017 y 2018.

Por su parte, el grupo automovilístico francés Renault no ha encuentrado irregularidades en la remuneración de sus dirigentes en los ejercicios 2017 y 2018, según los resultados preliminares de la comisión de investigación interna abierta tras la detención en Japón de su presidente, Carlos Ghosn.

La comisión rindió ayer cuentas al Consejo de Administración reunido de forma extraordinaria y concluyó la "conformidad y ausencia de fraude" en la remuneración de los dirigentes de la empresa, indicó Renault en un comunicado.

A partir de ahora, los expertos designados por Renault comenzarán a estudiar los ejercicios anteriores, agregó. La investigación interna está siendo llevada a cabo por dos miembros del comité de ética de la empresa, Claude Baland y Eric Le Grand.

Renault abrió esta investigación después de que Ghosn, que mantiene su puesto de presidente de la marca francesa, fuera arrestado en Japón por presuntas irregularidades en su remuneración al frente de Nissan, de la que fue relevado tras su arresto.