La Bolsas europeas caen por la crisis de la lira turca

Economia
Lectura

Las Bolsas de las principales plazas europeas han despertado teñidas de rojo por el impacto de la crisis monetaria en Turquía, donde la lira se recupera levemente tras el anuncio realizado

este lunes por el Banco Central de Turquía, que lanzará un paquete de medidas para inyectar liquidez a los bancos.

La lirá amaneció con nuevas caídas hasta perder la cota de los siete dólares. El pasado viernes se llegó a desplomar un 20% durante la jornada y prococó cierto revuelo en los mercados financieros. La tensión se acentuó el viernes tras la decisión del presidente de EE UU, Donald Trump, de establecer nuevos aranceles al acero y aluminio turcos. La incidencia de la guerra comercial de Estados Unidos en la depreciación de la lira turca sigue perjudicando a los mercados de renta variable.

La lira se recupera, sin embargo, ligeramente este lunes después de que el Banco Central de Turquía se comprometiera a proporcionar liquidez y a rebajar los requisitos de reservas de las divisas extranjeras de los bancos turcos. Antes del anuncio del supervisor bancario, la divisa turca sumana nuevos retrocesos.

El Banco Central turco se ha comprometido a proporcionar a los bancos del país "toda la liquidez que necesiten", además de reducir la ratio de reservas obligatorias exigida a las entidades turcas como respuesta a las turbulencias que han hundido más de un 40% el valor de la lira turca y en apoyo del funcionamiento eficaz de los mercados, según ha anunciado la entidad. "El Banco Central vigilará de cerca la profundidad del mercado y la formación de precios y tomará todas las medidas necesarias para mantener la estabilidad financiera si lo considera necesario", anunció la institución en un comunicado.

El regulador financiero turco ha anunciado este lunes una serie de medidas dirigidas a proporcionar liquidez en liras a las entidades del país, incluyendo el compromiso de celebrar más de una operación de refinanciación en los días de mayor necesidad de liquidez, con vencimientos que oscilarán entre seis y diez días. "Con esta revisión, aproximadamente 10.000 millones de liras turcas, 6.000 millones de dólares y 3.000 millones de dólares equivalentes en oro serán proporcionados al sistema financiero", informó la institución.

La complicada situación monetaria que vive el país presidido por Erdogan ha estresado las Bolsas de las principales plazas europeas. En España, el Ibex 35 se dejaba un 0,9% al inicio de la sesión y se mantiene por debajo de la cota de los 9.600 puntos lastrado por los principales bancos. El BBVA, la entidad con más intereses en la región, lidera las bajadas y se deja un 3,2%. Le sigue de cerca el Santander, que pierde un 1,78% en el selectivo español.

Las primas de riesgo de los grandes países del Viejo continente padecen el estrés financiero y han amenecido al alza. Así, el diferencial entre el bono alemán a 10 años, considerado el más seguro por los inversores, y el español está en los 113 puntos básicos, casi un 2% más.

El resto de plazas europeas también han abierto teñidas de rojo. En París, el CAC se deja un 2,3% hasta los 5.500 puntos. Milán y Fráncfort también han abierto con pérdidas de un 2,5% y 0,5% respectivamente. El retroceso del 0,8% de Wall Street el pasado viernes y las caídas de las plazas asiáticas esta madrugada (Tokio perdía el 1,98%; Hong Kong el 1,5% y Shanghái el 0,43%) ha perjudicado a los mercados europeos en la apertura.

Las acciones de los principales bancos europeos son los más perjudicados por la crisis monetaria de Turquía. Los inversores han expresado su preocupación por la situación, según recoge Reuters. Los bonos en dólares de los bancos turcos caían y las acciones de los bancos europeos con intereses comerciales en Turquía, como UniCredit, BNP Paribas, BBVA y ING - también se veían debilitadas.